miércoles, 2 de diciembre de 2009

Re-pensar el entorno: periodismo barrial

Por Flavia Perugia y María Laura Pissi
El barrio El Monte-Matadero es una villa miseria ubicada al sur del conurbano bonaerense, en el partido de Quilmes. Como muchos de estos barrios, se encuentra próximo a las zonas más acaudaladas de la ciudad, situación que violenta el contraste entre los sectores socio-económicos más favorecidos y los marginados. Esta brecha tan fuertemente marcada, se refleja en la arquitectura urbana. Muros y autopistas funcionan como fronteras entre los que tienen más y los que tienen menos, reduciendo el contacto e interacción entre estos sectores. El resultado es un proceso de “guetificación”.
Los jóvenes de los sectores populares forman su identidad en relación con el barrio. La territorialidad es un factor crucial en el proceso identitario de los individuos pertenecientes a estos sectores. En relación a este proceso, el periodismo barrial juega un papel importante ya que utiliza al barrio, como herramienta principal, e intenta, a través de esto, que la gente intervenga y resignifique su realidad más próxima. Utilizando las prácticas periodísticas como motor, busca problematizar los temas del barrio entendiendo que son atravesados por las problemáticas de todo el espacio social.
El barrio El Monte está atravesado transversalmente por un zanjón. Este se encuentra sumamente contaminado, lo cual es un problema. Pero es un problema inmanente al barrio, forma parte del mismo. Por eso constituye una herramienta para trabajar y comenzar a repensar el barrio. A través de la producción de noticias, entrevistas, etc., buscamos un nuevo enfoque para lo que es tan visible, que termina por pasar desapercibido.
Uno de los aspectos más importantes del periodismo barrial es que logra una interacción entre el equipo periodístico y los receptores; la gente del barrio participa directamente en la producción de la información. De esta manera, las personas interviniendo en su realidad próxima (el barrio) logran posicionarse frente al contexto macro-estructural. El objetivo es sacar a la luz las verdaderas cuestiones que se esconden detrás de la situación de marginalidad a la que se ven sumergidos los sectores más golpeados por el sistema social y las decisiones políticas que avalan y profundizan esta situación.
Mediante la organización, participando y opinando sobre las cuestiones más allegadas a su territorialidad, las personas logran entenderse a sí mismas como sujetos políticos capaces de intervenir y transformar. Esto se nos presenta como un desafío, el cual requiere asumir un compromiso óptico con la sociedad.


2 comentarios:

  1. Al final del artículo se lee:

    (...)el cual requiere asumir un compromiso óptico con la sociedad.

    La palabra "óptico" es un error de tipeo, debería decir "político"

    Flavia.

    ResponderEliminar
  2. No, se refiere a que debemos "ver mejor" las cosas. Se trata de sinestesia.

    Como le gustaba a Baudelaire.

    OH, ¡ÉXTASIS de los SENTIDOS!

    ResponderEliminar

Vídeo

Loading...